En la grabación, que registró una cámara de seguridad de un hospital cercano, se ve el momento exacto en que ese hombre recibió una descarga que le hizo caer fulminado y provocó que sus mascotas huyeran del lugar.

Después, varias personas se acercaron para socorrer a este varón tendido sobre el asfalto y le encontraron sin pulso, pero lograron reanimarlo tras varios minutos.

El rayo quemó su ropa y dejó un boquete en el lugar del impacto pero, pese a que la víctima “sufrió heridas muy graves” que incluyen varias costillas rotas, sus parientes indicaron que se recupera en un centro sanitario.

Los seres queridos de Coreas han lanzado una campaña de micromecenazgo para recaudar 30.000 dólares con el objetivo de pagar su tratamiento médico.

Comentarios