perrita-autobus

A diario, una perrita sin dueño toma el camión que la lleva al parque y después de pasear y jugar, toma el transporte público para regresar a su casa.

Eclipse, una perra de raza labrador que vive en Seattle, Estados Unidos, se hizo popular luego de que aprendiera a viajar sola en camión.

Y es que todos los días, Eclipse aborda un camión que la lleva al centro de la ciudad, donde juega y convive con otros perros en un parque. Un par de horas después, regrea a su hogar.

Antes solía ir al parque con Jeff Young, su dueño. Las cosas cambiaron el día en que su amo no se apresuró y ante la inminente llegada del camión, Eclipse corrió y lo abordó sola. Como la chofer ya la conocía la llevó a su destino, donde posteriormente Jeff la alcanzó.

Así, poco a poco comenzó a enseñarle el viaje de regreso, hasta que tuvo la suficiente confianza para dejarla hacer el recorrido sola. En el collar, Eclipse lleva una tarjeta de pago para este sistema de transporte, y ya es conocida por la mayoría de choferes de la ruta.

Esta peculiar historia fue difundida por una pasajera que a menudo se topa con la perrita.


Diario toma el camión desde de la casa donde vive y se dirige al centro de la ciudad para jugar en el parque, donde hace ejercicio y convive con otros perros”

(…) Los pasajeros disfrutan su compañía y se sientan junto a ella. Incluso la policía ha dado su visto bueno siempre y cuando los conductores no se quejen. Hace feliz a todos”, compartió en un post de Facebook.

Comentarios