Dragones del mar

animales marinos raros

Este singular animalito, científicamente llamado dragón de mar foliáceo (Phycodurus eques), es un pez marino perteneciente a la familia Syngnathidae, la que incluye al caballito de mar. Es originario de las costas sur y oeste de Australia.
Estas criaturas intentan, como muchos otros animales, pasar inadvertidas. Su cuerpo parece estar formado por algas, hojas y ramas, brindándole un peculiar aspecto que le permite mimetizarse para evitar a los depredadores y sobrevivir. A pesar de ello, es una especie que se encuentra en peligro de extinción por la mala obra del ser humano.

2- El cangrejo Yeti

El cangrejo yeti, científicamente conocido como Kiwa hirsuta, es un crustáceo decápodo recientemente descubierto en el Pacífico sur.

Esta singular especie está cubierto por sedas, las cuales tienen en su superficie colonias de bacterias cuya función se está estudiando. Aunque los investigadores especulan que quizás el mismo cangrejo cultiva y come esas bacterias. Además de eso, también se dice que posee unas pinzas peludas que contienen bacteria filamentosa, las cuales evitarían que el animal se intoxique con el veneno de los minerales que se encuentran en las profundidades del Océano. Su pariente más cercano conocido es el cangrejo ermitaño.

3- El pez sapo peludo

animales marinos raros

El pez sapo, conocido científicamente como Halobatrachus didactylus, es la única especie del género Halobatrachus, un pezmarino de la familia de los batracoídidos, distribuido por la costa atlántica de África y el Mediterráneo occidental.
Su aspecto lo hace formar parte de las criaturas marinas más extrañas. Esta especie, que se encuentra en las aguas cálidas de Indonesia, camina sobre los lechos marinos en busca de alimento, escondido entre las esponjas y corales. Se nombre de sapo lo lleva bien puesto: por su apariencia, la forma semicircular de su cuerpo, su boca gruesa y su posición en la arena a la hora de saltar sobre su presa. De su cuerpo de color amarillo nacen numerosas ramificaciones que se asemejan a pelos. Su tamaño suele ser muy variable.

4- El dumbo

animales marinos raros

El pulpo Dumbo, conocido científicamente como Grimpoteuthis, pertenece al género de Moluscos Cefalópodos del orden de los Octópodos. Se le llama a veces “Pulpo Dumbo” por las aletas que posee, parecidas a orejas, las cuales se proyectan sobre su “cabeza”, pareciendo las orejas voladoras del elefante de Walt Disney. Son criaturas bentónicas, viven entre las extremas profundidades marinas.

5- El cerdo marino

animales marinos raros

El cerdo marino, más conocido como seapig en inglés, vive en el fondo del océano y se alimenta en el barro del lecho marino. Pertenece la familia de los Oxynotidae. Es una especie de tiburón pequeño que no suele pasar los 150 cm de longitud el cual habita en el mar mediterráneo. Esta especie es muy difícil de ver o pescar ya que se encuentra en fondos marinos muy profundos (puede sobrevivir en los 800 metros de profundidad). Los científicos todavía no han descubierto cómo puede sobrevivir con éxito en esas condiciones. Tiene el aspecto de un globo hinchado a punto de explotar y se asemeja a un cerdo común color de rosa.

6- Los mixines o mixinos

animales marinos raros

Los mixinos o mixines (Myxini), también conocidos como peces bruja o hiperotretos, son una clase de peces agnatos que incluye un solo orden, Myxiniformes, una sola familia Myxinidae y unas 60 especies actuales.

Es quizás la más desagradable de las criaturas marinas, en gran parte por su capacidad para producir lodo. No tienen mandíbulas. En su lugar tiene dos estructuras que se desplazan de forma horizontal y le sirven para capturar a su presa. Se alimenta de las vísceras de animales de mayor tamaño y se introduce a veces en ejemplares vivos para roerlos. Por lo general, son necrófagos.

7- El Psychrolutes microporos

Este es un tipo de pez gelatinoso de la familia Psychrolutidae que vive a unos 1.000 metros de profundidad en las aguas de Nueva Zelanda y al este de Australia. Son pocas personas las que los han visto. Los pescadores casi nunca los capturan. Como su densidad es menor que la del agua, apenas gasta energía en nadar y se traga cualquier cosa que flota por delante de su boca. Realmente una criatura extraña.

8- El Chauliodus

Chauliodus es el nombre de un género de peces abisales pertenecientes a la familia Stomiidae que alcanzan tamaños de entre 30 y 60 cm de longitud.

Como otros peces abisales, los peces del género Chauliodus utilizan órganos bioluminescentes (fotóforos) , localizadas en el vientre y en el final de una aleta para atraer presas y después cazarlas en las profundidades del océano, dónde la luz solar no penetra.Tiene una pinta terrible, y no es para menos, ya que es uno de los mayores depredadores de su hábitat.

9- Arothron meleagris

animales marinos raros

El Arothron meleagris es una especie de peces de la familia Tetraodontidae en el orden de los Tetraodontiformes. Muchos piensan que este pez retiene líquidos cuando se hincha, pero en realidad lo que aplica es la defensa personal. Este pez del Océano Pacífico puede alcanzar los cincuenta centímetros de longitud cuando se expande como un globo. Es muy vistoso y uno de los ejemplares más curiosos de la fauna acuática.

10- El calamar vampiro: Vampyroteuthis infernalis

animales marinos raros

El nombre de este terrorífico calamar es muy adecuado para él. Se trata de un calamar de entre unos 15 y 30 cm de largo que posee una especie de capa que le cubre todo el cuerpo, de colores rojo pálido y negro, que vive en la oscuridad más intensa y en soledad. Es un animal de clasificación muy complicada, ya que se trata de una especie única en el mundo: Vampyromorphida.

Comentarios