Esta es una historia realmente conmovedora, pues perder a un hijo puede ser una de las cosas más terribles que se pueden experimentar en la vida. La mujer que aparece hablando en este video cuenta la historia de dolor y sufrimiento de su niño, quien fue empujado hasta la muerte debido al abuso de sus compañeros de escuela. Él tenía gustos diferentes y por eso no era aceptado; todos disfrutaban haciéndole daño, no lo dejaban tranquilo, ni siquiera cuando él les dijo que se iba a suicidar.

Por Ignacio Mardones en Upsocl

Comentarios